martes, 22 de diciembre de 2009

“UNA ABERRACIÓN”, EL MATRIMONIO ENTRE HOMOSEXUALES: IGLESIA




“UNA ABERRACIÓN”, EL MATRIMONIO ENTRE HOMOSEXUALES: IGLESIA

El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, afirmó que el matrimonio entre homosexuales, aprobado hoy por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) es una “aberración” que, afirmó, llevará “a la sociedad a la ruina” porque el matrimonio debe de ser solamente entre un hombre y una mujer.


A través de un comunicado, Rivera Carrera señaló que esta nueva legislación “ha abierto las puertas a una perversa posibilidad para que estas parejas puedan adoptar a niños inocentes, a quienes no se les respetará el derecho a tener una familia constituida por una madre y un padre, con los consecuentes daños psicológicos y morales que provocará tal injusticia y arbitrariedad”.

El cardenal también enfatizó la postura de la Iglesia católica respecto de este tipo de matrimonio:


“La Iglesia considera una aberración equiparar las uniones entre personas del mismo sexo con el matrimonio, pues éstas son incapaces de alcanzar los fines que dieron origen a esta imprescindible institución que, para los cristianos, no obedece sólo a una forma de organización social, sino que es un orden instituido por Dios desde la creación del mundo”.


Además, Rivera Carrera dijo que para la doctrina católica “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”, por lo que son reprobados por las sagradas escrituras. Y recalcó que el matrimonió es una “institución esencialmente heterosexual”.


Así, el cardenal señaló que la legislación aprobada por la ALDF es “una ley inmoral que golpea en su estructura más íntima a las familias mexicanas”, por lo que “llevará a la sociedad a la ruina”.


Agregó que esta nueva ley –que calificó de “inmoral”-- es una “imposición que contradice la democracia y la libertad”, y es una burla para “los valores del pueblo mexicano”, como también, dijo, es la ley del aborto, aprobada en 2007 por la misma ALDF.


Finalmente, Rivera Carrera exhortó a los fieles católicos a oponerse a esta legislación, que forma parte de “los embates del Maligno, que no van dirigidos sólo contra la Iglesia, sino contra los principios y valores de la familia, tan querida y apreciada en nuestra patria”.


Este exhorto está dirigido sobre todo a los grupos de laicos católicos, que actualmente están agrupados en un movimiento llamado “Cruzada por la vida”, que pugna por la penalización del aborto en todo el país. Actualmente, ya logró su objetivo en 18 estados.


Entre estos grupos se encuentra el Comité Nacional Pro-Vida, la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Águilas Guadalupanas, Movimiento Familiar Cristiano, Testimonio y Esperanza y Caballeros de Colón, entre otros.

RODRIGO VERA. PROCESO. CARTÓN DE HELGUERA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario