jueves, 18 de marzo de 2010

MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO




MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO

A raíz de la agenda en temas sociales impulsada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se ha abierto un debate hasta ahora desconocido en la conversación pública del país. Gobierno Federal –a través de la PGR- y Estados de la Federación –Guanajuato, Morelos, Sonora, Tlaxcala entre otros- interpusieron controversias constitucionales contra los matrimonios entre parejas del mismo sexo y la posibilidad de que éstos adopten hijos. Las interpuestas por los estados, a la postre fueron rechazadas por la Suprema Corte de Justicia. La Iglesia también reprobó la reciente legislación y a través de la Conferencia del Episcopado Mexicano ha mantenido una disputa ríspida conel Gobierno del Distrito Federal y su titular.

¿Cuál es el estado de la opinión pública respecto a estos temas? La mitad de los mexicanos están en contra de que la ley permita el matrimonio entre dos personas del mismo sexo; sólo 18% dice estar a favor. Sin embargo, a la pregunta: “¿Cree usted que prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo es un acto de discriminación?”, 40% de los encuestados respondió afirmativamente y sólo uno de cuatro considera que no se trata de un acto de discriminación.

Intuitivamente, esperaríamos que aquellas personas que están en contra de que la ley permita el matrimonio entre personas del mismo sexo estén en desacuerdo con la afirmación “Prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo es un acto de discriminación”. Sin embargo, esto sólo ocurre 40% de las veces. Los resultados muestran que uno de cada tres de los mexicanos que dicen estar en contra de que la ley permita las uniones entre parejas del mismo sexo, también cree que prohibirlo es un acto de discriminación.

Así pues, existen contradicciones entre buena parte de los que reprueban a este tipo de matrimonios, lo cual deja interrogantes sobre su posición real respecto a este tema. Otra dimensión relevante es el estado de la opinión pública en el Distrito Federal. El debate se ha llevado a nivel nacional, pero la legislación es estrictamente local -si bien tiene efectos de reconocimiento legal en el resto de las entidades federativas. La encuesta muestra que el Distrito Federal tiende a ser, de las demarcaciones políticas del país, la más liberal en temas sociales. Entre los habitantes del Distrito federal, 43% están a favor de que la ley permita que dos personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio por sólo 25% en contra. Estas cifras contrastan con la opinión pública nacional que, como ya observamos, es de 18% a favor por 51% en contra.

En resumen, la posición de los mexicanos sobre los matrimonios entre parejas del mismo sexo no es suficientemente clara. Escolaridad, edad, identificación partidista y otras características sociodemográficas son importantes en la posición de la ciudadanía en torno al tema. Sin embargo, ser habitante del Distrito Federal es la característica más relevante debido a que es en esta demarcación política donde aplica la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. A diferencia del resto del país, la mayoría de los capitalinos favorece que la ley permita que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio.

Encuesta Trimestral Buendía & Laredo / Matrimonio entre personas del mismo sexo.

GUSTAVO GIL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada