jueves, 18 de marzo de 2010

NIÑOS SUFREN AHORA HASTA ARTERIOSCLEROSIS POR COMIDA CHATARRA







NIÑOS SUFREN AHORA HASTA ARTERIOSCLEROSIS POR COMIDA CHATARRA




La alimentación a base de comida chatarra y la falta de ejercicio están llevando a los niños juarenses a padecer, inclusive a los 7 años de edad, problemas de arteriosclerosis, lo que consiste en una “placa de grasa” que se forma en el interior de las arterias hasta afectar el flujo sanguíneo.
Se trata de un padecimiento nuevo entre la población infantil, que genera otras enfermedades que llegan a ser mortales y que tiene qué ver con la vida social moderna, sin espacios para que jueguen, con diversiones sedentarias y el consumo indiscriminado de frituras, papas, golosinas y refrescos.

El médico Raúl Arturo Barrios Rascón, presidente de la Asociación de Médicos Egresados de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (AMEUACJ) “Dr. Manuel Delfín León”, dijo que la presencia de la arteriosclerosis en los pequeños es una sorpresa nada grata.

Se hizo un estudio con niños que tuvieron muertes accidentales y al hacerles la autopsia se conoció que algunos de ellos, con apenas 7 años de edad, ya presentaban arteriosclerosis, agregó.
“Se trata de un endurecimiento de las arterias con un engrosamiento de la capa interna debido a problemas de colesterol elevado”, informó. Se forman placas de ateroma, o sea colesterol, en la parte interna de las arterias y eso conlleva a problemas vasculares serios que terminan tarde o temprano en problemas de hipertensión arterial o diabetes mellitus, expresó.

Y todo esto es por la misma obesidad, que es producto de la mala alimentación y de la vida sedentaria, comentó. “Siempre hemos tenido la conciencia de que al niño desde preescolar no se le da una buena nutrición”, dijo. Y a pesar de eso se le permite consumir comida chatarra como papitas, dulces, frituras y refrescos.

A esos malos hábitos se agregan el factor hereditario y las condiciones de la vida actual, en la que los niños se han vuelto muy sedentarios y entonces se tiene un estado de salud muy endeble, agregó. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad adulta.

La aterosclerosis puede ser mortal con el tiempo, ya que empieza a crear cambios vasculares (en venas y arterias) que conducen a la hipertensión arterial, informó el médico Barrios Rascón.
También lleva a una falta de circulación adecuada en ciertos tejidos, de los cuales los más vulnerables en este caso son los riñones, el corazón y los ojos, expresó. “Entonces empiezan con problemas de la vista, disminuye la función renal y surgen problemas vasculares a nivel periférico”, advirtió. Aquí lo que procede es la prevención, es decir, llevar al niño con un nutriólogo para que le especifique una dieta balanceada, la que realmente necesite ese niño y empezar a tratar desde allí el problema, indicó.

Francisco Javier Benítez Royval, especialista en Medicina del Trabajo, dice que México tiene un problema muy serio en cuestión de obesidad, pues se encuentra en los primeros lugares mundiales en incidencia de ese problema. “La obesidad es una patología que está muy presente entre la población, si se observa a un grupo de jóvenes se advierte que buena parte son gorditos”, agregó. Muchos de ellos van a desarrollar alto colesterol, triglicéridos y diabetes mellitus, inclusive algunos contraen el llamado síndrome metabólico que consiste en un conjunto de padecimientos vinculados con la gordura, informó.

“Es un paciente que en el futuro va a ser obeso, diabético, hipertenso, pues va a ir conjuntando patologías y obviamente hay que prevenir esto para evitar que se compliquen sus cuadros clínicos”, expresó. La aterosclerosis es una enfermedad que consiste en que la grasa se deposita en la pared interna de los vasos sanguíneos y provoca una reducción progresiva del flujo de sangre. Su nombre proviene de la palabra griega “athero” que significa “pasta” y “skleros” que quiere decir “duro, piedra”, según una publicación científica.

La doctora Luz Estela Figueroa Restrepo, especialista en Medicina Física y Rehabilitación, dice que la vida de los niños ha cambiado mucho y ahora son sedentarios, por lo tanto, tienden a ser obesos. Décadas atrás los infantes salían de sus casas a practicar algunos deportes como futbol, beisbol, basquetbol o voleybol, agrega. En cambio ahora pasan horas jugando videojuegos o viendo tv y no se ejercitan, expresa. Aparte las escuelas no tienen campos y los parques son escasos y reducidos. “Pero hoy queremos ver a los niños como un adulto chiquito, no queremos que se muevan, no queremos que hagan ruido y ya hasta se nos olvidó que nosotros también fuimos niños, que brincábamos y que subíamos a un árbol”, agrega.

HORACIO CARRASCO . EL DIARIO.COM. CARTÓN DE HERNÁNDEZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada